Electrific traza la ruta para la movilidad eléctrica

La transición hacia la electromovilidad requiere de una gestión inteligente de las estaciones de carga, maximizando el uso de las energías renovables.

SITUACIÓN ACTUAL

El ineludible camino hacia la transición energética

El uso del vehículo eléctrico se está acelerando en Europa mientras que los motores de combustión de los vehículos tal vez estén viviendo sus últimos años. En su deseo de reducir drásticamente las emisiones de CO2, la Comisión Europea ha programado para 2035 el final de la producción de vehículos de gasolina y gasóleo. Los gigantes de la industria automovilística se están preparando. La mayoría de los fabricantes prevé aumentar el número de modelos eléctricos en los próximos años. La marca Volvo ha anunciado su conversión exclusiva a motores eléctricos e híbridos a partir de 2019. Por su parte, muchos fabricantes aprovecharon el salón mundial del automóvil 2018 para presentar propuestas MaaS (Mobility-as-a-service) a partir de vehículos eléctricos.

Al mismo tiempo, la implantación de infraestructuras de puntos de recarga sigue su curso. La compañía eléctrica francesa EDF ha anunciado su intención de implantar 75 000 terminales de aquí a 2022 en sus mercados europeos (Francia, Reino Unido, Italia y Bélgica). En Francia, está previsto que existan 7 millones de puntos de recarga de aquí a 2030 con el apoyo de los poderes públicos. Por su parte, Bruselas ha determinado contar con 1 terminal de carga por cada 10 vehículos eléctricos.

El proceso de transición hacia los vehículos eléctricos ya está en marcha y plantea un ineluctable lote de dudas. ¿Qué capacidad eléctrica adicional habrá que generar para abastecer a los vehículos eléctricos? ¿Cómo incitar a los conductores para que adopten una actitud responsable en sus comportamientos de carga? Aunque la capacidad de producción de electricidad sea suficiente para absorber las nuevas necesidades, la cuestión de la concomitancia de la demanda es crucial. La compañía eléctrica Enedis estima que la carga simultánea de 9 millones de vehículos, por ejemplo a última hora de la tarde, provocaría una necesidad de potencia adicional de 10,2 GW durante el pico de consumo diario [Enlace] Todo un reto para las productoras y distribuidoras de energía, que deberán gestionar ciclos de carga de las baterías teniendo en cuenta los riesgos de sobretensión eléctrica. Si no hacemos nada ahora, la electromovilidad podría representar un problema en el futuro.

SUPERAR EL RETO CON ELECTRIFIC

El tríptico tecnológico para la electromovilidad

El objetivo de Electrific consiste en conseguir que el uso de vehículos eléctricos sea tan sencillo como el uso de los vehículos térmicos, garantizando la estabilidad de la red eléctrica. Las tres soluciones tecnológicas desarrolladas para este proyecto europeo (Smart Charger, Charging Scheduler y ADAS) se basan en los datos producidos por los proveedores de electricidad, operadores de soluciones de carga, conductores y gestores de flotas de vehículos eléctricos, para garantizar la estabilidad del suministro energético sin dejar de fomentar el uso de energías renovables.

Smart Charger responde a los desafíos que presenta la distribución de electricidad para los vehículos eléctricos. Esta solución «grid-friendly» para los terminales eléctricos permite gestionar localmente la estabilidad de la red identificando los problemas para poder aplazar o modular dinámicamente la potencia distribuida a los vehículos. Compatible con las tecnologías actuales de los puntos de carga, este software permite conservar las inversiones efectuadas en las infraestructuras. Charging Scheduler garantiza la planificación «inteligente» de la recarga de flotas de vehículos eléctricos y su optimización a partir de 4 parámetros: coste, porcentaje de energía «verde» disponible, velocidad de carga deseada y preservación de las baterías.

El asistente móvil ADAS (Advanced Driving Assistance System) propone el lugar y el momento idóneos para la carga en función de las preferencias de los conductores de vehículos eléctricos: itinerario ecológico, económico o rápido. Independiente de los fabricantes de automóviles y de los sistemas de navegación, esta aplicación también ofrece recomendaciones acerca del tipo de carga apropiado según el estado de la batería. De esta forma, el conductor puede organizar sus periodos de carga en estaciones públicas, en aparcamientos de centros comerciales, su lugar de trabajo o su domicilio.

Al mejorar la utilización de las infraestructuras y la estabilidad de la red, facilitando los procesos de carga y optimizando el ciclo de vida de las baterías, Electrific pretende combinar las ventajas económicas con las ecológicas, además de suscitar el interés de la ciudadanía por la electromovilidad.

Referencias

Uno de cada dos vehículos en Europa será eléctrico en 2030

De los aproximadamente 19 millones de vehículos fabricados anualmente en Europa, el 56% serán eléctricos en 2030, según un pronóstico del Boston Consulting Group [Diapositiva 19]. De los cuales el 22% completamente a pilas y el 6% son híbridos recargables. Por lo tanto, más de 5 millones de coches tendrán que ser alimentados desde un terminal eléctrico para poder conducir. Diez veces más que los 570.000 que se producirán en 2020.

Experimento n.º 1

Reforzar la electromovilidad en zonas rurales

La empresa E-Wald está llevando a cabo una serie de pruebas para comprobar la pertinencia de la electromovilidad en zonas rurales. En una superficie de 7000 km² en la Baja Riviera (Alemania), los experimentos pretenden fomentar el uso de vehículos eléctricos, optimizar la explotación del grid adoptando tecnologías de «recarga inteligente», medir la reducción de emisiones de C02 y distribuir mejor las zonas de carga que están concentradas actualmente en lugares de trabajo. Todo esto requiere implantar infraestructuras adicionales. Asimismo, el proyecto permite poner a prueba la gestión operativa de las flotas de vehículos eléctricos a partir de varios criterios, como los calendarios de carga y el estado de funcionamiento de las baterías.

Experimento n.º 2

Electromovilidad al servicio del turismo

La empresa E-Šumava propone vehículos eléctricos de alquiler (coches, motocicletas y bicicletas) para recorrer el parque nacional de Šumava, en la frontera germano-checa. Para que los turistas puedan recorrer largas distancias transfronterizas sin riego a quedarse sin batería, E-Šumava se ha asociado a Electrific para incitar a los usuarios a aprovechar los periodos óptimos de abastecimiento de electricidad para cargar sus vehículos. De esta forma, los comerciantes podrían proponer prestaciones gratuitas para conectar un vehículo eléctrico a un terminal contiguo a una cafetería cuando la electricidad provenga de un panel solar. El experimento está comprobando la eficacia de este modelo incentivador.

Experimento n.º 3

Transporte público eléctrico

En Barcelona, la compañía TMB dispone de 8 autobuses eléctricos en su red de transporte público. La carga simultánea de estos vehículos genera una alta tensión que afecta a la estabilidad de la red eléctrica. Para evitar el riesgo de sobretensión, TMB recurre a un gestor de terminales eléctricos que se puede programar para escalonar automáticamente la carga de los autobuses a partir de criterios económicos, ecológicos, de duración de inmovilización de los vehículos y del ciclo de vida de las baterías. La idea consiste en integrar la variación del coste horario de la electricidad y el mix energético manteniendo la perennidad de la flota de buses. En una segunda fase, se estudiará la posibilidad del autoconsumo a partir de paneles solares instalados en las estaciones de autobuses.

#Palabras de observador

Inyectar la inteligencia en la red

«La electrificación del parque automovilístico se enmarca en la transición energética necesaria para reducir las emisiones de dióxido de carbono. Este nuevo uso acabará por transformar la gestión de la red eléctrica y el sector del suministro de electricidad.Sin embargo, poder controlar dinámicamente la distribución de la energía e incitar a los usuarios a consumir la energía de una manera óptima son las claves para pasar a la siguiente generación de la movilidad».»

Philippe Guillen, gerente de Soluciones globales, Energía y Utilidades, Gfi Informatique.

#Solución Gfi

Apoyar el despliegue de nuevos servicios de movilidad facilitando la colaboración entre los actores de la electromovilidad (propietarios y gestores de flotas de vehículos eléctricos, operadores de estaciones de carga, operadores de “Grid”) gracias a Electrific.