El piloto de reconocimiento facial desplegado en el Aeropuerto AS Madrid-Barajas se amplía para ofrecer a los viajeros una experiencia biométrica móvil sin contacto

Aena forma parte de un consorcio participado por Iberia, Inetum y Thales para la realización de un proyecto de I+D, con el objetivo de buscar nuevas formas de operar en el sector del transporte aéreo, atendiendo a las nuevas medidas de seguridad sanitaria implantadas como consecuencia del Covid-19.

El proyecto propuesto permite la detección biométrica de los pasajeros gracias al uso de equipos móviles tipo tablet, lo que mejorará su experiencia de viaje en el aeropuerto, al agilizarse todo el proceso y eliminarse cualquier tipo de contacto físico, lo que incrementa aún más la seguridad en todos los trámites aeroportuarios.

El uso de dichos equipos móviles también incorpora el concepto de movilidad, de manera que con un número reducido de equipos se podrá operar una gran cantidad de vuelos y destinos diferentes. Además, el sistema permitirá mejorar las capacidades de detección, llegando a identificar a un pasajero incluso con la mascarilla de protección.

Esta iniciativa ha recibido el apoyo del CDTI (Centro para el desarrollo tecnológico industrial), a través del programa de cooperación I+D, contribuyendo así a la mejora del nivel tecnológico y la digitalización de las empresas españolas mediante el desarrollo de propuestas basadas en la innovación.

Para este proyecto de I+D y en cumplimiento con las nuevas medidas de seguridad sin contacto, la plataforma de reconocimiento facial desplegada en el Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid-Barajas, que actualmente se encuentra en fase de prueba piloto, servirá de escenario para el desarrollo de las nuevas funcionalidades. Esto supone su integración en el proceso único de enrolamiento a través de una aplicación dedicada, controles de seguridad y embarque.

Con este objetivo, se ha unificado la contribución de empresas líderes en sus sectores para alcanzar los desarrollos y la validación tecnológica necesarios. Iberia, como aerolínea operadora, Inetum, como empresa integradora de sistemas; Thales, como proveedor de tecnologías biométricas y procesos de validación de identidad; y Aena, como gestor de aeropuertos, responsable de los sistemas de integración intermedios entre aerolínea y motor de biometría.